Buscar

Cargando...

sábado, 8 de mayo de 2010

EL SONETO

EL SONETO tiene catorce versos endecasílabos, divididos en 2 cuartetos y 2 tercetos. La rima en los 2 cuartetos es fija: ABBA ABBA. La rima en los tercetos es cambiable; pero generalmente es de CDE CDE o CDC DCD.

Mientras por competir con su cabello,                       A
oro bruñido al sol reluce en vano;                              B
mientras con menosprecio en medio el llano               B
mira tu blanca frente el lilio bello;                               A

Mientras a cada labio, por cogello,                            A
siguen más ojos que al clavel temprano;                     B
y mientras triunfa con desdén lozano                          B
del luciente cristal tu gentil cuello:                               A

Goza cuello,k cabello, labio y frente                          C
antes que lo que fue en tu edad dorada                      D
oro, lilio, clavel, cristal luciente,                                  C

No sólo en plata o vïola troncada                               D
se vuelva, mas tú y ello juntamente                             C
en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada.       D

Un soneto me manda hacer…

Un soneto me manda hacer Violante;
en mi vida me he visto en tal aprieto;
catorce versos dicen que es soneto,
burla burlando van los tres delante.

Yo pensé que no hallara consonante,
y estoy a la mitad de otro cuarteto,
mas si me veo en el primer terceto,
no hay cosa en los cuartetos que me espante.
Por el primer terceto voy entrando,
y aún parece que entré con pie derecho,
pues fin con este verso le voy dando.

Ya estoy en el segundo, y aun sospecho
que voy los trece versos acabando;
contad si son catorce y ya está hecho.

Hombre mortal mis padres…

Hombre mortal mis padres me engendraron,
aire común y luz de los cielos dieron,
y mi primera voz lágrimas fueron,
que así los reyes en el mundo entraron.

La tierra y la miseria me abrazaron,
paños, no piel o pluma, me envolvieron,
por huésped de la vida me escribieron,
y las horas y pasos me contaron.

Así voy prosiguiendo la jornada
a la inmortalidad el alma asida,
que el cuerpo es nada, y no pretende nada.

Un principio y un fin tiene la vida,
porque de todos es igual la entrada,
y conforme a la entrada la salida.

Enhttp://www.trinity.edu/mstroud/spanish/estrofas.html#sonetolace

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si deseas dejar algún comentario para enriquecer estas líneas, gracias¡