Buscar

Cargando...

jueves, 7 de octubre de 2010

DESCRIPCIÓN




Describir es explicar, de forma detallada y ordenada, cómo son las personas, los lugares o los objetos. La descripción sirve sobre todo para ambientar la acción y crear una atmósfera que haga más creíbles los hechos que se narran. Muchas veces, las descripciones contribuyen a detener la acción y preparar el escenario de los hechos que siguen.

Ej: "Al fondo de la plaza se elevaba el Ayuntamiento, un edificio encalado, con un largo balcón en el primer piso y ventanas enrejadas en la planta baja. Junto al portalón de piedra, en letras doradas, se podía leer la inscripción Casa Consistorial. Cerraban la plaza las fachadas encaladas de unas doce casas de dos pisos, con sus balcones y ventanas repletos de geranios y claveles. En los balcones iluminados, y junto a las puertas de las casas, había grupos de personas de todas las edades, con expresión atenta e ilusionada.

Las miradas de todo el pueblo se dirigían hacia un tablado que habían levantado en el centro de la plaza, delante del Ayuntamiento. Sobre el tablado, y a la tenue luz de las farolas, la rondalla animaba con su música la húmeda y calurosa noche de julio. Sentados junto al tablado, los niños escuchaban embelesados. En lo alto brillaban las estrellas". (La Rondalla).
CÓMO SE HACE UNA DESCRIPCIÓN

La descripción
 Para realizar una buena descripción, es conveniente tomar en cuenta lo siguiente:
a)Hay que observar con mucha atención y seleccionar los detalles más importantes.
b)Después de seleccionar los detalles, hay que organizar los datos siguiendo un orden:
- De lo general a lo particular o al contrario;
- De los primeros planos al fondo o al contrario;
- De dentro a fuera o al contrario;
- De izquierda a derecha o al revés.
c)Al describir hay que situar los objetos en el espacio con precisión. Se usarán expresiones como a la derecha, junto a, al fondo, detrás de, en el centro, alrededor, etc.
Descripción de lugar. Al describir un paisaje o un lugar cualquiera, los escritores suelen presentar primero una visión general del lugar. Después van localizando en ese lugar los distintos elementos (los pueblos, los montes, el río...) utilizando palabras que indican situación en el espacio. Procuran transmitir la impresión que produce el lugar: alegría, tristeza, misterio, terror...
Descripción de objeto. La descripción de objetos dirige la atención del lector hacia detalles importantes y dan verosimilitud al relato. Para describir un objeto se detallan sus rasgos característicos: forma, tamaño, impresión que produce... Y si el objeto tiene diferentes partes, se enumeran y detallan ordenadamente. En las descripciones de objetos suelen emplearse términos específicos; por ejemplo, en la descripción de un reloj de pared se usan palabras como caja, esfera, manillas, pesas, péndulo... Un método para describir objetos consiste en comparar un objeto con otro. Al comparar podemos utilizar dos tipos de rasgos: 1) Los rasgos diferenciales de cada objeto. Son las características que distinguen a unos objetos de otros. 2) Los rasgos comunes a las cosas que comparamos. Son las características que hacen que podamos agrupar a los seres en clases.
Para comparar hay que tener en cuenta lo siguiente:
• Se deben comparar variables análogas. Al comparar objetos podemos observar el tamaño, la forma, la materia, el precio, la procedencia...
• Se deben indicar las semejanzas y las diferencias.
• Se debe ordenar la comparación: primero las semejanzas y después las diferencias o al contrario.
Ej. El violonchelo es, como el violín, un instrumento de cuerda. Su forma es similar y ambos se tocan con ayuda de una varilla o arco. Estos dos instrumentos se diferencian por su tamaño y su sonido. El violín es pequeño y su sonido es suave y agudo, mientras que el violonchelo es grande y de tonalidad muy grave. (El violonchelo y el violín)
Descripción de personas. Hay varias formas de describir a una persona. Según se describan sus rasgos recibe distintos nombres.
o Prosopopeya: es la descripción de los rasgos físicos de la persona, de su apariencia externa
o Etopeya: es la descripción de rasgos psicológicos o morales del personaje: su manera de ser, de actuar, su carácter.
o Retrato: es una descripción combinada en la que se describen las características físicas y morales de la persona. Une la prosopografía y la etopeya.
o Caricatura: Es un tipo de descripción en la que los rasgos físicos y morales de la persona; e presenta una manera exagerada, acentuando los defectos.
RECURSOS EXPRESIVOS

En una descripción se pueden utilizar:
  • Adjetivos: “bajo”, “corpulento”, “delgaducho”, “alegre”, “cariñoso”, “huraño”, “tímido”, “inquieto”, etc.
  • Comparaciones: “Se movía como un pato”, “Su pelo parecía de oro”.
  • Imágenes: “Luis es una ardilla”, “Celia es un verdadero ciclón” y
  • Metáforas: “Entre sus labios lucía una hilera de perlas”.
TIPOS DE DESCRIPCIÓN

Según Gastón Fernández de la Torriente (1990), básicamente existen dos tipos de descripción,:
a) Descripción científica, técnica o instructiva, cuyo fin es dar a conocer un objeto, sus partes, funcionamiento y finalidad. Este tipo de descripción tiene las siguientes características: precisión y objetividad en la observación, claridad en la exposición y lógica en la presentación de los elementos. Su lenguaje debe ser denonativo, ausente del valor figurado, también se usarán palabras técnicas.
Ej. “La pared del globo ocular está formada por tres túnicas y membranas oculares, a saber: la túnica externa o fibrosa, la túnica media o vasculosa y la túnica interna o rutina”. (Shumacher. Compendio de Histología Humana).
b) Descripción literaria. Cuyo fin es provocar una impresión agradable o no, en el lector. El texto descriptivo debe causar sentimientos que nos hayamos propuesto. Atiende, pues, más al propósito estético, psicológico o moral, que al mimético o científico.
Ej. “En el jardín todo es silencio y paz. En lo alto de la solana, recostado sobre la barandilla, Calixto contempla extático a su hija. De pronto, un halcón aparece revoloteando rápida y violentamente por entre los árboles. Tras él, persiguiéndole todo agitado y descompuesto, surge un mancebo”. (Azorín. “Las nubes”).




La fuente de esta información es el texto La redacción y el arte de la escritura de Liduvina Carrera y Mireya Vásquez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si deseas dejar algún comentario para enriquecer estas líneas, gracias¡