Buscar

Cargando...

sábado, 20 de noviembre de 2010

PRONOMBRES



Página dedicada a Verónica Carrera, mi sobrina...

Los pronombres son palabras variables que designan a un ser que ya ha aparecido en el mensaje, sin necesidad de nombrarlo. En virtud de ello, cumplen las mismas funciones que el sustantivo al que sustituyen y se clasifican de la siguiente forma: Personales, Reflexivos, Recíprocos, Demostrativos, Posesivos, Pronombres que designan cantidad (numerales e indefinidos), Relativos, Interrogativos y exclamativos.

Pronombres personales

Los pronombres personales son tres, se corresponden a la 1ª, 2ª y 3ª persona del hablante y presentan formas distintas no sólo de número y género como los nombres, sino también según la persona (primera, segunda o tercera) y según la función que desempeñen en la oración.



Los pronombres personales utilizados como complementos. Las formas pronominales usadas como sujetos son: yo, tú, él, nosotros, vosotros, ellos (como se ha visto); sin embargo, cuando se emplean como complemento se usan otras formas: me, te, se, le, lo, la, les, los, las , nos, os, átonas todas y siempre sin preposición; mí, ti, sí, él, ella, ello, ellos, ellas, nosotros, vosotros y vos, tónicas todas y siempre con preposición.
  
Los pronombres reflexivos

Se usan para designar, con función de complemento, al mismo referente que se presenta como sujeto de la oración: El niño se lava las manos; Yo me visto temprano. Como se puede observar por los ejemplos anteriores, el sujeto es el mismo que recibe directa o indirectamente la acción verbal.


Los pronombres recíprocos

Se llaman así porque expresan una acción intercambiada por dos o más personas. Como es lógico, puesto que la reciprocidad de la acción así lo exige, sólo existen pronombres recíprocos plurales. Ej. Nosotros nos escribimos casi siempre. Ellos se llaman por teléfono de vez en cuando.



Los pronombres demostrativos

En realidad, son los mismos adjetivos demostrativos, pero con función sustantiva (sustantivados) por haberse omitido el nombre al que se refieren. El término demostrativo sugiere precisamente la acción de señalar. Ej. Me interesan estos proyectos y no aquéllos. Quiero comprar éstos.



Observaciones:
  • Los demostrativos este, ese, aquel, con sus femeninos y plurales, pueden llevar tilde cuando funcionan como pronombres: “Ésos son sus regalos”. “Mi casa es ésta”. Solamente cuando se utilicen como pronombres y exista riesgo de ambigüedad se acentuarán obligatoriamente para evitarla.
  • En la nueva edición (2010), las Academias dan un paso más en la decisión, adoptada hace ya años, de no tildar los pronombres demostrativos “incluso en casos de posible ambigüedad (“llega esta tarde”), “pero no se condena su uso si alguien quiere utilizar la tilde”.
  •  Las formas neutras de los pronombres demostrativos, es decir, esto, eso, aquello, se escribirán siempre sin tilde: “Esto no me gusta nada”. “Nada de aquello era verdad”. (Ortografía de la Lengua Española. Real Academia Española. 1999).
  Los pronombres posesivos



Desde el punto de vista de la forma, son idénticos a los adjetivos posesivos, con la excepción de los apocopados: mi/mis, tu/tus, su/sus. Estos pronombres implican una referencia a alguien o algo que posee. Estos son mis libros; Los libros tuyos son mejores.




Los pronombres que designan cantidad (Los numerales y los indefinidos)

a) Numerales. Además de expresar el número exacto, sustituyen al nombre al cual corresponde tal determinación numérica. Se dividen en cardinales y ordinales. Los cardinales nombran la serie natural de los números enteros y se pueden formar de dos maneras: 
  • Constituidos por una palabra simple: uno, dos, tres, cuatro, cuarenta, quinientos.
  • Constituidos por una palabra compuesta: diecinueve, veinticinco, trescientos, novecientos.
 A partir de treinta y uno solamente se pueden escribir en dos palabras unidas por la conjunción y, hasta el número ciento. Los numerales ordinales indican situación u orden dentro de la sucesión de números enteros y llevan obligatoriamente artículo.



b) Indefinidos. Expresan cantidad, pero de una manera imprecisa, según sea percibida por el hablante. A su vez, se pueden dividir en gradativos de la cantidad: mucho, poco, bastante, y existenciales: alguien, algo, alguno, nadie, nada, ninguno.
Los más frecuentes son los siguientes:



Los pronombres relativos

El pronombre relativo sirve de nexo o enlace entre la oración principal y la subordinada. Dentro de la proposición subordinada cumple con las mismas funciones del sustantivo, pero no necesariamente las mismas que su antecedente. Los pronombres relativos son: que, quien, cual, cuyo.


Que

Este pronombre se refiere a nombres antecedentes que designan tanto personas como cosas: Toma los libros que necesites (el antecedente es “libros”). 
  • Es invariable y siempre se escribe igual, aunque su antecedente sea masculino, femenino, singular o plural. Ej. El libro que compraste; los libros que compraste.
  • Se lo puede sustituir por "el cual" en las oraciones subordinadas adjetivas explicativas.
  • Puede ir precedido de artículo: el que, la que.
 Quien o quienes 
Tiene variación de número.
 El cual, los cuales, la cual, las cuales

Es indispensable la presencia del artículo para identificarlo como pronombre relativo. El perro, "el" cual ladra por las noches, es bravo
  • Designan indistintamente a personas y cosas.
  • Siempre encabezan subordinadas adjetivas (o de relativo) explicativas (reconocidas porque van entre comas obligatoriamente).
  • Suele referirse a que cuando el pronombre va alejado de su antecedente, por la capacidad que el cual tiene de expresar la concordancia con dicho antecedente en género y número por medio del artículo. Ej. Hubo innumerables problemas en aquella etapa de confusión y torpes habladurías, los cuales impedían frenar la invasión. (Si se hubiera usado que, se produciría una ambigüedad).
Cuyo, cuya, cuyos, cuyas 
  • Tiene el doble valor: de enlace relativo a un antecedente y de adjetivo posesivo. Nunca funciona como sustantivo y su función es siempre adjetiva del nombre que le sigue.
  • Concuerda en género y número con el nombre que le sigue u objeto poseído
 Ej. "Es una persona cuyo comportamiento es ejemplar" o "Las unidades gramaticales cuyas funciones son…"
 Los pronombres interrogativos y exclamativos

Su función es introducir una pregunta o una exclamación y su modelo es el mismo de los pronombres relativos, con la excepción de cuyo. Además se debe añadir al pronombre cuánto.
  • Los pronombres interrogativos y exclamativos siempre van acentuados. Ej. ¿ Quién me dijo tal cosa? ¡ Qué alegría tengo!
  • Los pronombres interrogativos también se acentúan cuando aparecen en oraciones interrogativas indirectas. Ej. Ignoro quién lo dijo.

Algunas observaciones:
• De mí, ti, sí, precedidos de la preposición con, resultan las formas especiales conmigo, contigo y consigo.
• No deben confundirse las personas gramaticales en la construcción de la frase ”Volver en sí”. Debe utilizarse los pronombres, según el verbo. Ej: Yo vuelvo en mí, tú vuelves en ti, él vuelve en sí, etc.
• Aunque algunos escritores han usado las formas le y les (complemento indirecto) para el complemento directo, la forma correcta es la que se unas generalmente entre nosotros: lo y los. Ej.: “lo vi” y “los vi”, en vez de “le vi” y “les vi”.. Es la forma que recomienda la Academia, si bien tolera para el singular el uso de le; no transige con el plural les en vez de los. Andrés Bello admitía le sólo para personas y lo para animales y cosas. Este empleo, en el complemento directo (acusativo), de le por lo, y les por los se denomina leísmo.
• El complemento indirecto (dativo) femenino debe ser, pues, le y les, aunque algunos buenos escritores peninsulares utilicen la y las. Debe decirse: “le di” y “les di el recado”, y no” la di” y “las di el recado”. El empleo de la por le y las por les constituye el laísmo.
• Se emplea se, en vez de le y les, cuando estos preceden a lo, la, los, las, para evitar la cacofonía o mal sonido que resultaría de decir, p. ej. le la di, les las quité, le lo dije. Se dirá en estos casos se la di, se las quité, se lo dije.
• El uso pleonástico corresponde a la repetición del complemento. Por ejemplo: Te lo han dicho a ti. Se puede observar cómo se repite el complemento indirecto. Es un pronombre enfático, pero hay que respetar la concordancia. Ej: Le di a ellos todos los libros. Debería corregirse: Les di a ellos todos los libros. (Concordancia en plural).
• El pleonasmo en el complemento directo se evitará si se construye la frase en orden lógico. Ej: La vida la tengo bien complicada. Tengo bien complicada la vida.
• También se consideraría redundante el reflexivo auto en construcciones con los pronombres me, te, se, nos, os, o con adjetivos posesivos. Yo escribo mi autobiografía, se autosuicidó, me autoconsuelo.
• El uso frecuente de la construcción “Se los dijo” es equivocada. Lo dicho es un hecho y a quienes se dice es complemento indirecto. Dijo algo (muchas cosas, pero como un hecho, un todo: eso) a muchas personas. Se lo dijo.

 EJERCICIOS

I. Distinga en las frases siguientes la función reflexiva o reciproca desempeñada por los pronombres 
1. María, Antonia y yo nos escribimos.
2. Levántate y acércame el cenicero.
3. Póngase el sombrero, por favor.
4. El atleta se lanzó a la carrera muy pronto.
5. Tú te arreglas el cabello.
6. Luisa y Leonora se miran al espejo.
7. Alberto y Juana se aman desde pequeños.
8. El soldado se puso su uniforme en la Academia.
9. Ellos se pelearon cuando vieron la situación.
10. Todos quieren vestirse a la moda.
11. Ella se peinaba su largo cabello en la ventana.
12. La costurera se pinchó un dedo con la aguja.
13. El pequeño niño se comió toda la comida.
  II. Señale los pronombres de las siguientes frases y clasifíquelos 
¿Quién será éste? Te daré los míos. Alguien la habrá tenido que inventar. Ese asunto no te permite nada de esto. Veintitrés han llegado a comprarlos. El día 30 llega de vacaciones el segundo. Todos le parecen pocos a aquélla. Nadie me hará cambiar de opinión. Diga a qué clase de pronombre pertenece éste. El libro que compré es muy interesante. Ese es el mejor ejemplo de tu fidelidad. Tus libros son mejores que los míos. Este asunto me preocupa menos que aquél. Mi computadora es más nueva que la tuya. 
III. Extraiga los pronombres del siguiente texto y clasifíquelos en posesivos, personales, demostrativos, relativos e indefinidos 
 Quisiera dormir el último sueño en el solar de mis mayores, había dicho a sus amigos de la ciudad. Pero éstos supieron más tarde que en “El Granadillo”, su dominio feudal, no había nadie enterado, pues la tierra era tan corrida y pequeña que escasamente se podía sembrar allí, en la vertiente pedregosa, diez costales de papa. En todo caso, con Pepe Medina murió el último hidalgo de Soatá y de él puede decirse lo que el bachiller Sansón Carrasco – de quien Pepe tuvo la estampa – dijo en la muerte de Don Alonso Quijano – de quien tuvo el espíritu –: que logró la fortuna de “morir cuerdo y vivir loco”. Aun cuando, por más averiguaciones que he hecho en la provincia, sé que jamás se le conoció una Dulcinea de Soatá y sus amores nunca rebasáronla carnadura de cualquier Aldonza Lorenzo. (Eduardo Caballero Calderón. Un Hidalgo de Soatá)
 IV. Subraya con una línea los adjetivos posesivos y con dos, los pronombres posesivos
1. Mi casa, amigos míos, no es tan cómoda como la de ustedes
2. Todo lo mío es cosa tuya
3. Al egoísta no le interesan nuestros asuntos, sino solamente los suyos
4. Las raposas tienen sus madrigueras y las aves sus nidos.
5. Lo nuestro es también vuestro: tal fue nuestra intención.
6. Preocúpate de lo tuyo más que de lo mío.
7. Repartiremos nuestros beneficios, hermano mío: tú tendrás los tuyos.
8. Su jardín es más hermoso que el nuestro.
9. Esta casa no es mía, así como aquélla no es tuya; pero ésa sí es tuya.
10. Todos tienen sus defectos: yo, los míos; tú, los tuyos; y no sé si Andrés como excepción tendrá los suyos.
 V. Subraya con una línea los adjetivos demostrativos y con dos, los pronombres demostrativos.
 1. No hay en este jardín tantas flores como en aquél.
 2. ¿Qué buscan éstos en este lugar?
 3. Obra bien, eso te dará la dicha que envidias a aquel enfermo.
 4. Estos señores son los dueños de aquella pradera.
 5. Te cambio esto por eso.
 6. ¿Qué paños te agrandan más, éstos o aquellos otros?
 7. Aquél que estaba sentado en este sofá era Manuel.
 8. ¿No es éste, aquél que hace un momento discutía junto a aquella puerta?
 9. Esta ciudad es más hermosa que ésa; estas calles son más anchas que ésas; estos paseos son más pintorescos que los de ésa, y aun que aquéllos de Québec. 
VI. Indicar si es pronombre o artículo el uso de la palabra “lo”  
1. Te lo repito: de lo sublime a lo ridículo no hay más que un paso.
 2. ¿Qué es lo que exigen los que lo vieron?
 3. Según entendí por lo que se publicó, no lo exigen sino solamente lo aconsejan.
 4. Me alegra lo discreto que han sido en lo que están solicitando.
 5. Lo que buscas, como lo mejor de su género, no lo hallarás donde nadie lo ha visto.
 6. Julio trata a lo rey a quienes lo complacen en lo que sueña.
 7. ¿Es verdad lo que dicen: que has cargado con lo de Camilo?
 8. Sorprende lo amigas que se han hecho esas vecinas desde lo que pasó.
 9. Por lo ameno del libro, lo devoran cuantos lo abren, y no lo dejan hasta que lo terminan.
 10. ¿No es eso lo que deseabas: lo útil junto a lo agradable?
 11. Lo efímero a veces no es lo hermoso que pensamos y lo dejamos pasar. 
VII. Subraya los pronombres indefinidos
1. Alguien lo ha dicho.
2. Nadie hará esto que tú dices.
3. Cuantos lo afirmen, se equivocan.
4. Algunos estaban, pero no todos.
5. Cualquiera puede hacerlo.
6. Nada poseo.
7. Muchos corrían
8. Ninguno lo creerá
9. Los demás miran.
10. Hay bastantes todavía.
11. Mejor es algo que nada.
12. Debes dar un pan a cada uno.
13. Muchos son los llamados y pocos los elegidos.
14. Cualquiera puede hacerlo.
15. En pocas cosas hay mucho.  
VIII. Subraya las oraciones interrogativas indirectas 
1. Dime qué buscabas en esa casa.
 2. Ignoras por qué te han llamado.
 3. Nadie sabe de qué te quejas.
 4. Preguntaron que quiénes eran aquellos señores.
 5. Desean saber tus padres con quién andas.
 6. Se interesan en no manifestar por qué sucedió el hecho.
 7. Dime por cuál de los candidatos te decides.
 8. ¿Declaró cuál fue su intento?
 9. ¿No confiesas cuáles son tus intenciones?
 10. No se sabe de quién es la culpa.
 11. No es posible calcular a cuántos ha socorrido.
 12. Ya descubrí quién era la persona. 
IX. Subraye los pronombres relativos e indique el antecedente 
1. Vi a un hombre que enarbolaba una bandera en un ángulo que da a la plaza.
 2. El niño que estudia bendecirá las ciencias que en el porvenir le serán mutiles.
 3. Las personas a quienes saludamos conocen las penas que nos afligen.
 4. Esta es la gaveta de la cual extraje los documentos que tanto te interesan.
 5. Deja que te repita uno de los consejos que te dio tu abuelo.
 6. No te fíes de individuos a quienes no conoces.
 7. Esa carta que te deleita te confirma en los proyectos con los que sueñas.
 8. No llegó Aníbal a la hora para la cual fue citado.
 9. Perdió el empleo que ya tenía asegurado.
 10. Me parece que no estudias las lecciones que te asignan.

  X. Subraya los pronombres personales e indica si se trata de 1ª , 2ª o 3ª persona 
 1. Atrajo hacia sí a su hija.
 2. Isabel y yo entramos en la misma farmacia
 3. El regalo más grande fue para ti.
 4. Se fue rápido hacia el jardín.
 5. No dejes de llevar contigo a tus mejores amigos
 6. Me gusta mucho este libro que estoy leyendo
 7. Nos quedamos en casa un buen rato y luego salimos.
 8. El regresó temprano con ellos.
 9. Nosotros disfrutábamos de una buena compañía.
 10. Vosotros no pensáis las cosas que hacéis
 11. Ya me siento mucho mejor.
 12. Espero que te equivoques de nuevo.
 13. Nos hemos bajado del autobús porque era una ruta equivocada.
 14. Conmigo no te puedes perder. Ten seguridad de lo que te digo.
 15. Quiso llamarte, pero no estabas en casa. 
 XI. Corrija las formas pronominales que estén mal empleadas 
 1. No le conocí luego.
 2. Le llevaremos entre él y mí.
 3. La dio (a la mendiga) copiosa limosna.
 4. Pablo y Adrián hablan siempre de ellos mismos.
 5. No pude hablarlos por tigo.
 6. Le vi muy concentrada en ella misma.
 7. Dividiré la porción entre ti, tu primo y mí.
 8. Tal pensaba entre yo mismo.
 9. ¡Pobre viejo! Eran tres contra sí.
 10. Todos le quieren para ellos.
 11. Antonio compró un reloj para regalarle.
 12. Veré a la señora y la entregaré tu libro.
 13. Decían a ellos que el pueblo le premiaría la hazaña.
 14. Los di a vosotros.
 15. No quiso dármele.
 16. Le guarda para ella misma.
 17. El juez les condenó.
 18. Me se perdió el lápiz.  
FUENTE
 
La información ha sido tomada del libro Gramática de la lengua española de Liduvina Carrera

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si deseas dejar algún comentario para enriquecer estas líneas, gracias¡