Buscar

Cargando...

miércoles, 12 de octubre de 2011

LA CONJUNCIÓN


Se agrupan bajo este nombre elementos de relación cuyo funcionamiento es muy diferente, porque unos conectan, unen, dos términos de igual función, y a este tipo de conjunciones se les ha llamado tradicionalmente conjunciones copulativas, si bien la gramática actual prefiere llamarlas conectores; otras conjunciones tienen un papel diferente, porque son elementos subordinadores, de allí su nombre de traspositores. En general, son partículas invariables que sirven para relacionar palabras u oraciones. Carecen de significado propio pues sólo tienen valor relacionante, dado que son nexos.

Suele clasificárselas en propias e impropias. Las primeras están formadas por una sola palabra que siempre funciona como conjunción: y, ni, si, pero, o, mas, pues, sino. Las segundas están formadas por dos o más palabras de distinta naturaleza categorial; son las locuciones conjuntivas: sin embargo, no obstante, así que, porque, aunque, por consiguiente, a pesar de que, por lo tanto, con el fin de que, para que, siempre que, por más que, ya que. A veces, algunos adverbios y preposiciones suelen funcionar como verdaderas conjunciones: como, luego, para, así, entre.

Las conjunciones y las locuciones conjuntivas pueden coordinar o subordinar palabras u oraciones; cuando unen palabras, desempeñan la función de nexo coordinante y las palabras enlazadas son de la misma categoría gramatical. Ej. “La obra de teatro es para adolescentes y adultos” (enlace de sustantivos); “Encontré a Marta enferma pero contenta” (enlaza adjetivos); “Ni aquí ni allá había dejado huellas” (enlaza adverbios); “Tú o yo lo haremos”(enlaza pronombres). Cuando la conjunción relaciona oraciones, puede cumplir una función coordinante o subordinante; en el primer caso une oraciones que son independientes entre sí; en el segundo, la oración subordinada introducida por la conjunción funciona como complemento de la oración principal (Munguía Zatarain, I. y otros. 2002).

Clasificación de las conjunciones

Coordinantes

A su vez, hay diferentes tipos de coordinación que son desempeñados por conjunciones diferentes.

a) Copulativas. Indican simplemente unión de dos elementos: y, e y ni para unir elementos negativos. Son las conjunciones que coordinan dos o más palabras las cuales desempeñan una misma función. También pueden unir oraciones. “El domingo compré muchos discos de música hindú, turca y rusa”. “No se preocupó por las viudas ni pensó en los huérfanos”

b) Disyuntivas. Indican opción entre varias posibilidades, entre las cuales se debe elegir: o ,u, ya…ya o bien…bien. Estas conjunciones enlazan palabras u oraciones para expresar posibilidades alternativas, distintas o contradictorias. Ej. “Tú o él harán la paella”. “No sé si doma leones o amaestra elefantes”.

c) Adversativas. Contraponen en el segundo elemento lo que se dice en el primer elemento, restringiendo su significación u oponiéndole otra: pero, sino, sino que, mas, etc. Son conjunciones que indican oposición o contrariedad entre los elementos que unen; la contrariedad no siempre es insalvable. Ej.: “Quería comprar muchas cosas pero no le alcanzó el dinero”.

d) Distributivas: Estas conjunciones enlazan términos que expresan posibles opciones; a veces también se emplean adverbios correlativos como ya…ya, bien…bien, ora…ora. También pueden usarse las formas verbales sea…sea o fuera…fuera. Tienen poco uso en el lenguaje oral. Ej. La asamblea se realizará ya en el auditorio, ya en la explanada.
Subordinantes

Coinciden con las preposiciones en que ambas son elementos subordinadores. Convierten el elemento que introducen en satélite de otro. Las conjunciones subordinantes propiamente dichas son pocas: que, si, pues. Sin embargo, su número aumenta por la combinación con ciertas preposiciones: (para que, porque) o con otras partículas (aunque, así que, con tal de que, a fin de que, etc.).

Se pueden dividir en las siguientes conjunciones:

a) Completivas o complementantes. Son conjunciones que siempre subordinan una oración a otra. La más usual es que, en algunas ocasiones se usa con esta valor la conjunción si, y en este caso pierde el significado de conjunción. Se emplea para introducir oraciones con función de complemento directo y con función de sujeto. Ej. “Quisiera que vengas a mi fiesta”, “Dime si quieres venir temprano a i casa”.

b) Causales. Siempre subordinan una oración a otra y expresan la causa o el motivo de la acción verbal. Las más comunes son las siguientes: porque, ya que, puesto que, pues que, supuesto que, de que, como, por razón de que, en vista de que, dado que, por cuanto, a causa de que, por lo cual. Ej. “En vista de que no recogiste los cuadros, los donaré”. “Luis se molestó mucho por cuanto le habían comentado en su trabajo”.

c) Ilativas o consecutivas. Expresan la continuación o consecuencia lógica de una acción y son las siguientes: luego, así pues, conque, así que, por consiguiente, por tanto, pues, de manera que, de modo que. Ej.: “¿Quieres ganar dinero? Pues trabaja”. “Lo dejó la novia, por tanto se puso muy triste”

d) Condicionales. Introducen subordinadas que expresan la condición que debe cumplirse par que se realice lo señalado en la oración principal. Las conjunciones y locuciones condicionales más frecuentes son: si como, en caso de que, siempre que, con tal de que. Ej. “Llegaremos menos cansados si hacemos un descanso”. Compraremos esos libros, siempre que estén a buen precio”.

e) Finales. Introducen oraciones subordinadas que expresan finalidad o propósito de realizar la acción del verbo principal. Las conjunciones finales son: para que, a fin de que, con el objeto de que, con el fin de que. Ej. “Escribo con frecuencia con el fin de mantener mis ideas claras”. “Vinimos con el fin de que me expliques qué pasó”.

f) Concesivas. Introducen una oración subordinada que expresa dificultad para el cumplimientote lo manifestado en la oración principal, aunque esta dificultad no impide, necesariamente la realización de la acción. Las conjunciones y locuciones concesivas más usuales son las siguientes: aunque, por más que, si bien, aun cuando, a pesar de que, así, como, siquiera, ya que, bien que, mal que. Ej. “Aunque no me quiera más, yo siempre te apreciaré”. Todos ganaron en la competencia, a pesar de que no se habían preparado tanto”.
 
EJERCICIOS

I. Cambie las conjunciones adversativas por otras equivalentes

1. Me marcho al tren ahora mismo, pero seguramente tendré que esperar.
2. Su discurso fue brillante, mas no le entendió la mayoría.
3. El esfuerzo fue grande, aunque satisfactorio.
4. Me han arreglado la boca; no obstante, sigue doliéndome una muela.
5. Pepe es un buen chico; no obstante, a veces resulta un extraño.
II. Escribe las siguientes oraciones con las conjunciones con las conjunciones indicadas

1. Adversativa con aunque
2. Copulativa con ni
3. Disyuntiva con o
4. Adversativa con sino
5. Causal con porque
6. Final con a fin de que
7. Condicional con si
8. Consecutiva con pues
9. Concesiva con aunque
10. Completiva con que
III. Subrayar las conjunciones que hay en el siguiente texto

“La pensión La Tapada era una de esas viejas casas de dos pisos del centro de Lima, construidas ene. Siglo pasado, que alguna vez fueron amplias, confortables y acaso suntuosas y que luego, a medida que la gente acomodaba iba desertando del centro hacia los balnearios y la vieja Lima iba perdiendo clase, se han ido deshaciendo y atestando, subdividiéndose hasta ser verdaderas colmenas, gracias a tabiques que duplican o cuadruplican habitaciones y a nuevos reductos erigidos de cualquier manera en los zaguanes las azotea, e incluso los balcones y las escaleras. La pensión La tapada daba la impresión de estar a punto de descalabrarse; las gradas que subimos al cueto de Pedro Camacho se mecían bajo nuestro peso, y se levantaban unas nubecillas que hacían estornudar a la tía julia. Una costra de polvo lo recubría todo, paredes suelos, y era evidente que la casa no había sido barrida ni trapeada jamás” (Mario Vargas Llosa. La tía Julia y el escribidor).
IV. Subrayar las conjunciones e indicar su clase

1. Veo que todos enaltecen la virtud y pocos la practican.
2. No serás como deseas si no estudias.
3. Ayer u hoy debía llegar.
4. Trata de jugar, mas no molestes a tus hermanos.
5. Hoy o mañana irá y volverá, aunque se canse un poco.
6. Son las doce, así que debemos almorzar temprano.
7. Te diré todo porque así me lo pidió mi tío.
8. Te has equivocado, luego debes cumplir tu penitencia.
9. Somos humanos, por consiguiente podemos equivocarnos.
10. Tus padres te quieren mucho aunque tú creas que no
11. No estás aquí para jugar sino para estudiar.
12. No eres bueno, sino muy bueno.
13. El maestro te regañó porque quería tu bienestar.
V. Coloque las conjunciones necesarias en las siguientes frases, según el sentido

1. La ley para pobres ____ ricos, sabios _____ ignorantes, sanos ______enfermos, padres _____ hijos, amos______criados.

2. Ven _____ quieres, _____estoy en palacio.

3. Ricos sois ____viciosos; príncipes, ____esclavos de la pasión.

4. Llegaré bien _____mal, tarde____temprano, solo____acompañado; _____llegaré.

5. Compra, _____paga; juega ______no engañes; duerme, ____no ronques; canta _____ no aturdas.

6. Iré ______llueva, ____lo he prometido; ____espérenme, _____me demore un poco.

7. Pedro pinta ____tú, ____alardea menos.

8. _____ te alegras, me alegro; ____lloras____gimes, yo también lloro____gimo; ____un peligro te amenaza, contigo estoy ¿no he de ser, ____, tu amigo?

9. No hay aquí escasez____abundancia, tristeza____alegría, discordia ____paz.

10. ______entres, ____salgas_____corras; _____duermas, ____veles; _____trabajes, ____descanses, un ángel te acompaña; ______, no temas.

VI. Subraye y clasifique las conjunciones de las siguientes oraciones

1. Necesitaba descansar un poco con el fin de que su cuerpo resistiera mejor.
2. Los ancianos dicen que los ingleses construyeron esa vía del ferrocarril, aunque no creo que sea verdad.
3. Te ausentaste muchos años de tu pueblo, con que no te extrañe que nadie te conozca.
4. Si no nos vemos hoy mismo, voy a armar un escándalo.
5. Te lo advertí muchas veces, así pues, no hay lugar para reclamos
6. Decidí no ir a la cita y preferí caminar por el malecón.
7. Mintió tanto ese año que olvidó sus verdades.
8. Sea en julio, sea en agosto, la convención se realizará.
9. Almohada no es una palabra de origen latino sino árabe.
10. Podremos enfrentar el huracán que se aproxima siempre que tomemos las precauciones necesarias.
11. No quiero que me asuste la muerte.
12. A los diabéticos se les prohíbe el consumo de azúcar porque no la procesan bien.
13. Nunca pensó que reaccionaría con violencia, así que trató de calmarse.
14. Debemos apurarnos, que se hace tarde.
VII. Subraye las conjunciones y frases conjuntivas que aparece en las siguientes oraciones

1. Acostumbraba contar gran cantidad de anécdotas aunque casi todas eran variaciones sobre el mismo tema.
2. En el jardín reinaba una calma sepulcral pero de pronto el viento la alteró.
3. Juraría que vi un hombre en la ventana.
4. Ninguno de nosotros tiene mayores esperanzas de vida actualmente, por lo cual no hay razón para afligirse.
5. Si todos los misterios y todas las ilusiones desaparecieran la realidad sería incomprensible.
6. Graciela aceptó la copa que le ofrecían a pesar de que no le gusta beber.
7. La feria no empezaría sino hasta mucho más tarde.
8. Disponía de una hora para llegar al aeropuerto; sin embargo, hacía el equipaje con mucha calma.
9. Andrés parecía hablar consigo mismo puesto que las personas que lo rodeaban no daban muestras de escucharlo.
10. En la mañana recibí una llamada telefónica anónima, así que todo el día estuve intranquilo.
11. David descubrió que todavía contaba con recursos para que sus hijos viajaran en vacaciones.
12. Si gana nuestro partido, impulsaremos el proyecto sobre educación de adultos.
13. La mansión tenía un estilo poco definido pues su dueña lo había hecho así.
14. Nos cansa que después de cada aguacero se destruyan los caminos.
15. En el viaje, el amigo perdió el dinero pero logró salvar el pasaporte.
16. Era tal su temor de encontrarse con un conocido que decidió usar un disfraz.

FUENTE DE LA INFORMACIÓN



Carrera, L. (2007). Gramática de la Lengua Española. Caracas: Panapo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si deseas dejar algún comentario para enriquecer estas líneas, gracias¡