Buscar

Cargando...

jueves, 24 de noviembre de 2011

INTERNET COMO FUENTE DE INVESTIGACIÓN

Hoy día, es cada vez más frecuente el uso del Internet por parte de los estudiantes, cuando necesitan buscar información para la elaborar sus trabajos escolares; en vista de ello, se ha hecho indispensable el conocimiento de este recurso utilizado como herramienta de investigación. Es evidente que, en poco tiempo, se ha convertido en una gran alternativa, incluso, para el uso de las bibliotecas, donde es habitual encontrar salas de computación con acceso a Internet. Según Cuevas, A. (s.f.), se hace evidente pues, la interrelación existente entre estas dos grandes fuentes de investigación. Visto lo anterior, también es notorio el hecho de que, cada vez más, los estudiantes prefieren obtener los datos necesarios para su investigación, desde la red o "autopista de la información" y no precisamente de bibliotecas tradicionales. Al evitar los viajes a las librerías, estos investigadores noveles utilizan la Internet como única fuente para organizar sus trabajos, pero aunque exista una infinidad de información "en línea" no significa que siempre sea confiable; por el contrario, resulta difícil conocer qué es la verdad en la era de la Internet.
 
Muchas son las razones que inducen al estudiante, en la actualidad, a realizar su búsqueda en Internet y no en los libros, como se hacía tradicionalmente. Entre las principales causas que se pueden enumerar sobre esta nueva costumbre, el autor mencionado, distingue las siguientes: la necesidad de recolectar datos de una manera rápida y eficiente; el alto costo de los libros, que obliga a buscar alternativas para conseguir la información contenida en ellos, sin tener que comprarlos; la falta de tiempo que dificulta el traslado hasta las bibliotecas públicas, cuando se necesitan; y la falta de actualización de algunas bibliotecas. Desde esta óptica, son evidentes las múltiples ventajas ofrecidas por la Internet como fuente de información, entre otras: ahorro de tiempo porque, por una parte, no hace falta trasladarse a las bibliotecas y, por otra, no hay necesidad de transcribir gran cantidad de textos porque se utiliza el método de "copiar y pegar", y se tiene acceso a más fuentes de información, con motores de búsqueda de datos; así, pues, resulta una economía de tiempo capaz de permitir la culminación de los trabajos de investigación con mayor rapidez. También se debe tomar en cuenta el ahorro en costos, que podrían derivarse del fotocopiado de textos o de la compra de libros o revistas. En la búsqueda digitalizada resulta favorable el acceso a herramientas informáticas, para el intercambio de la información, tales como: e-mail, charlas en línea (chats), forum de discusión, etc.; obviamente, este uso de la tecnología moderna obliga al usuario a mantenerse al día en los nuevos conocimientos especializados en estas áreas, e incide positivamente en el desarrollo cultural del individuo. El cibernauta preparado tendrá más oportunidades de realizar un trabajo de calidad por el acceso a las grandes bases de datos ofrecidas en el ciberespacio de la información, lugar que complementará su aprendizaje, a la par del uso de las bibliotecas tradicionales. En definitiva, estos cambios acelerados en torno a la tecnología requieren de un nuevo concepto de estudios en las telecomunicaciones: EAO (Enseñanza Asistida por Ordenador).
 
Apreciando lo anterior, bajo una óptica objetiva, también habría que considerar algunos aspectos negativos que arroja la investigación en la red. Quizá, la gran desventaja estriba en el hecho de que muchos estudiantes se dedican al llamado Copy – Paste, “copiar y pegar” textualmente los textos desde la red, sin haber procesado las lecturas ni haber entendido los contenidos. Esta actuación, además de delicada por el plagio evidente, afecta negativamente la capacidad intelectual del estudiante porque se limita a entregar razonamientos ajenos, como si fueran suyos y queda imposibilitado para generar sus propias ideas y razonamientos. En definitiva, para los efectos del nuevo cibernauta investigador, también resultan interesantes las ideas de Islas, O y Gutiérrez, F. (s.f.) cuando afirman que las herramientas de comunicación de la Internet son fuentes de información útiles en el desarrollo del trabajo intelectual de científicos, académicos e investigadores. En tal sentido, tales instrumentos permiten ahorrar tiempo, esfuerzo y dinero; pero es indudable que sustituyan las técnicas, los métodos y los recursos de la investigación documental. La prudencia debe imperar en las investigaciones digitalizadas, para que se desarrolle la capacidad de interpretar la información de la red y sea procesada en forma personal y creativa, de manera que se produzcan juicios de calidad intelectual. Si hay algo en que el maestro debe estar claro, es la gran influencia operada por el Internet en los estudiantes que la utilizan como herramienta para la búsqueda de información escolar; por tal motivo, se requiere una sistematización de métodos digitales para que, tanto el docente como el discípulo puedan apropiarse de este recurso desde una perspectiva honrada en pro de sus investigaciones documentales.
 
VARIEDAD DE TEMAS EN LA WEB
 
Borocci, D. (s.f.) ofrece una sencilla lista de todo lo que se puede investigar en Internet; porque considera que la Red está conformada por una serie de detalladas páginas Web, donde se puede investigar con los “motores de búsqueda”. Efectivamente, en el ciberespacio es posible encontrar: portales o centros Web que organizan información y vínculos (links); sitios Web consagrados a temas particulares, incluyendo textos, gráficos, películas, archivos de música; bases de datos, tales como periódicos, diarios o documentos profesionales; documentos gubernamentales, formularios, leyes, políticas, etc.; servicios e información de organizaciones no-lucrativas y con fines de lucro; directorios de nombres e información personal; páginas Web personales o páginas de vanidad; comunicaciones a través de correo electrónico y grupos de discusión o Listas.
 
Por lo que se puede apreciar, por la lista anterior, es muy variada la información de la Red; por ese motivo es posible que existan limitaciones en la búsqueda. Quizá alguna información esté en el “dominio público” y se pueda usar libremente; otros estarán en situaciones variadas: derechos de copia protegidos (copyright), con uso restringido determinado por leyes nacionales e internacionales; derechos de copia no protegidos, dado que este ha expirado; condicionalmente protegidos por ‘negadores del derecho de copia’ localizados en una página/sitio de la Web; limitados en el acceso por el primer registro, suscripción o requerimiento de información personal para uso o acceso; restringidos por contraseñas y excluidos intencionalmente por los motores de búsqueda. En fin, toda la variedad anterior se encuentra en la Internet, lo que sí debe hacerse siempre es citar apropiadamente cada uno de los materiales utilizados de estas fuentes virtuales.
 
INVESTIGAR EN INTERNET
 
Para evitar la pérdida de tiempo en una búsqueda por Internet, Peyre, J. (2006. Enero, 16) cree necesaria la presencia de tres principios básicos: a) tener algunos criterios básicos sobre la búsqueda, selección y organización de la información, b) utilizar una metodología de investigación por Internet y c) poseer un software adecuado para almacenar y presentar la información
 
a) Criterios básicos para la búsqueda:
 
1. No utilizar Internet como única fuente de datos; al contrario, es recomendable comparar los datos obtenidos por este medio con los de otras fuentes de información.
2. Investigar significa encontrar información nueva, no sólo recopilar la misma información de distintas maneras. La información debe implicar novedad y diferencia; en este caso, se podrá ordenar la información según distintos criterios, compararla con otros temas, etc.
3. Los temas de investigación deben ser muy específicos, para que el cibernauta - investigador realmente se plantee la búsqueda con criterios propios.
4. Se debe distinguir claramente entre los tipos de resultados solicitados: datos, información (formas de organizar datos, como tablas, gráficos, etc.) y conocimiento (información interpretada o analizada), porque la profundidad del trabajo previo depende de estos niveles.
5. Hay que solicitar un "plan de búsqueda", donde se detallen los pasos y propuestas de búsquedas, así como el tipo de archivos o materiales investigados y el tiempo dedicado a cada paso. Con un plan de búsqueda, es posible realizar un seguimiento del proceso y evaluar el resultado. De esta forma, se podrá ver el grado de éxito obtenido por el investigador.
b) Metodología de investigación
 
Una metodología de la investigación para abordar el espacio virtual es el uso de la WEBQUEST y sus variantes. Con este recurso metodológico, el docente elabora una guía que con seis componentes: introducción, tareas, proceso, recursos, evaluación y conclusiones, y en cada uno se detalla el contexto, el tipo de resultado solicitado, los resultados parciales y la relación entre ellos, se proporcionan "pistas" o "recursos" para la investigación, se plantean los criterios de calidad de los resultados y se muestra al estudiante lo que se espera al final de toda la investigación. Aunque no sea la única manera de plantear una investigación, lo ventajoso del Webquest es que los estudiantes se preocupan del contenido o la información solicitada y no de la forma o el método; y esto es un criterio trascendente, porque cualquier procedimiento para investigar debe considerarse menos importante que el contenido investigado.
 
c) El software para investigar
 
• Si lo que interesa es desarrollar la capacidad de organizar la información, se podría emplear el CO-CITER, de la empresa Cogitum, que permite crear un árbol de fichas electrónicas a partir de texto seleccionado mientras se navega con Explorer. Con este software, se va almacenando la información en una base de datos de texto, organizada según el esquema diseñado.
 
• Si se quiere lograr un resultado fiable y emplear la metodología Webquest, se pueden crear "Webquests" con el software PHP-WEBQUEST o bien utilizar el software eXe para plantear el Webquest. La diferencia está en que el primero tiene plantillas hechas para cada paso del Webquest, pero es una página Web por cada paso; el segundo no tiene plantillas para Webquest, pero se pueden crear y luego, profundizar cada paso en distintos niveles y más pantallas.
 
• Existen muchas herramientas para investigar (además de los mencionados buscadores y metabuscadores); por ejemplo, se pueden crear bases bibliográficas con WIKINDX (una aplicación AMP -Apache, MySQL y PHP) o MLA Auto-Generator. No se deben olvidar los mapas conceptuales (como el CMAP Tools) o los mapas mentales (como el Freemind) como otra forma de presentar la información.
RECOMENDACIONES
 
Como ya se ha dicho anteriormente, hay que saber buscar en el Ciberespacio para no perder tiempo en información que no interesa al investigador. Para ello, se recomienda lo siguiente: 
  • Reducir el tema y su descripción.
  • Extraer palabras claves y categorías.
  • Comenzar con sitios Web conocidos, recomendados, especializados, o ya revisados.
  • Dirigirse a portales profesionales que pueden tener directorios o colecciones por temas.
  • Usar un motor de búsqueda e ingresar las palabras clave.
  • Hallar la mejor combinación de palabras clave para localizar la información necesaria.
  • Ingresar las palabras clave en el motor de búsqueda
  • Revisar el número de opciones que devuelve; si hay demasiados sitios Web, se deben agregar más palabras claves. En caso de que haya pocas opciones, se deben borrar algunas palabras clave, o substituirlas por otras.
  • Usar las opciones de búsqueda avanzadas en los motores de búsqueda. Las opciones de búsqueda incluyen: Combinación de palabras clave, incluso cintas booleanas; lugares donde se hallan las palabras clave; por ejemplo, en el titulo, primer párrafo, etc.; idiomas en los cuales investigar; sitios que contengan archivos de medios de comunicación (imágenes, videos, música/MP3, Actives, JAVA, etc.); fecha de creación o actualización de sitios Web.
  • Utilizar varios motores de búsqueda, porque cada uno de ellos tiene una diferente base de datos de los sitios Web investigados. Por ejemplo, algunos motores “Meta-Buscadores” actualmente buscan otros motores de búsqueda.
  • Evaluar el contenido de los sitios Web encontrados.
  • Fichar la fuente de la investigación, incluyendo la fecha y la dirección electrónica.
 OBSERVACIÓN FINAL 
 
 No se desea concluir este material sin insistir en que se debe dar la fuente de toda investigación y, con más razón, la obtenida de la Red; de manera que se deben añadir las REFERENCIAS o las fuentes, incluidas al final de todo trabajo de investigación; es lo que tradicionalmente se conocía con el nombre de BIBLIOGRAFÌA. Además, es muy importante recordar que una fuente digitalizada no puede contener solamente los datos de localización. Se ha observado que la mayoría de los estudiantes se conforman con colocar el link, por ejemplo: http://www.kalathos.com/. y no se dan los datos completos. En este tipo de fuentes, no siempre existe información sobre el autor, la fecha, el título del trabajo, la paginación y la organización editora; este hecho obliga a formular sugerencias adicionales sobre cómo proceder en estos casos. Se recuerda que si se desconoce el autor de la página o documento investigado, se comienza por el título del mismo y se continúa con la fecha de publicación. En definitiva, aunque se den algunas sugerencias metodológicas para utilizar las Fuentes Electrónicas, en general la recomendación ante cualquier situación no prevista es la de tomar la norma del caso más parecido, con flexibilidad y creatividad.
 

 
FUENTE

 
Técnicas en el Trabajo de Investigación de Liduvina Carrera y Mireya Vásquez. Panapo 2007

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si deseas dejar algún comentario para enriquecer estas líneas, gracias¡