Buscar

Cargando...

sábado, 10 de abril de 2010

BOMBA. Cuento de Luis Britto García



Que me traigan el cajón quel diputado lo quiere que me traigan el cajón quel diputado quiere evitar el compló que me traigan el cajón que hay que evitar el desfile en el cementerio la cantadera el agite lo que traigan como al del otro con plomacera para que saliera corriendo todo el mundo - y dejaran la urna en medio de la calle o como al del otro con tumbadera de puertas y reunión para robarse no sólo el muerto sino también al osteráizar que lo traigan y dejen desfondadas las sillas con asiento de paja para que la funeraria les cobre como a la otra familia, quel cajón me lo traigan con coronas y todo que lo traigan sea de roble y con vidrio para ver la cara como el del muchacho rubito que repartía volantes que lo traigan sea de cartón piedra como el del que pasaba las medicinas que lo traigan que al diputado le da cosa si no se lo traen, ojo decir trancao cuando empiecen las mentaderas de madre ojo si los padres se arrechan peinilla con ellos ojo evitar agitaciones que pasa como la otra vez que al tratar de meter el cajón en la jaula tropiezan y se les cae y el muerto rebota y al que lo tropieza diez años de pava ojo no olvidar las coronas y las tarjetas telegramas que dan los nombres de sospechosos ojo redactar el informe muy bien que le interesa al diputado lo que pasó y qué dejaron ojo omitir donde digan coños de madre lo matan y después se lo roban ojo no fue que lo matamos fue intento de fuga ojo cómo no fugarlo si el negro del carajo nos obstinaba si cuando no era la bomba en la embajada norteamericana era la bomba en el oleoducto si cuando no se empeñaba en quedarse callado era qué nos hacía confesiones falsas y por un tris no allanábamos una casa de la misma misión norteamericana si es que el carajo después que le saltamos todos los dientes la cogía de abrir la boca enseñando las encías y eso caía mal y es que el carajo se escapaba con cédula falsa o con un túnel si es que por aquí por allá el diputado nosotros esperábamos la bomba el chispazo la cazabobos la de relojería y es que no quedaba más remedio que fugarlo ánimo la puerta tumbada a culatazos ánimo planazo aquí peinilla allá tiros al aire para dispersar tanto doliente ánimo las viejas que las encierren en el baño ánimo rotura de colchones de almohadas roperos ánimo no hacer caso de tanto manos arriba que no dice nada que nos mira que nos mira ánimo hombro con la caja ánimo épale que no pasa por el zaguán ánimo que dejen un momento las metralletas que se enredan en los cerrojos ánimo que espanten el abejero que cuidado resbalan con tanta margarita espachurrada en el suelo ánimo cataplún cuidado que el diputado lo quiere enterito ánimo qué tranca de tráfico carajo y el diputado que tiene sesión en el congreso ánimo descargar en el garaje del sótano cuidado resbalan con las coronas ánimo el cuartico donde espera el diputado que quiere ver personalmente el ánimo todos en grupo con la pata de cabra porque el destornillador muy lento ánimo ¿olerá? Ánimo dice el diputado mejor con el hacha y en efecto astillas crujidos el diputado que se pasa el pañuelo por los labios ánimo el homenajeado que aparece dentro del cajón los ojos cerrados la boca sin dientes y llena de algodón y con la mueca que cae mal y lo peor de todo ante el diputado, el alambre fino que va de la tapa que hemos movido a la pechera de la pechera a la garganta a las pilas de las pilas al percutor eléctrico y el percutor eléctrico que en este momento hace detonar la …

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si deseas dejar algún comentario para enriquecer estas líneas, gracias¡