Buscar

Cargando...

jueves, 3 de junio de 2010

COMUNICACIÓN ORAL


Para el estudio de la comunicación oral, es conveniente tomar en cuenta estos aspectos:

1. Estímulo –respuesta en el acto de la comunicación.

En el proceso de la comunicación humana intervienen los siguientes elementos:  
  • Emisor: sujeto que produce el mensaje
  • Mensaje: el contenido del comunicado
  • Receptor: sujeto o sujetos que reciben el mensaje
  • Canal: medio físico que porta el mensaje
  • Código: la lengua común que se utiliza en el mensaje
  • Contexto: las circunstancias que dificultan o facilitan la comprensión del mensaje y el entendimiento comunicativo.

 El acto de comunicación se produce cuando todos los factores anteriores actúan o cumplen su misión. La cadena de actos comunicativos produce el proceso de la comunicación. La finalidad de todo acto de comunicación es establecer una comunicación recíproca. El emisor expresa su mensaje para provocar una respuesta en el receptor. La comunicación oral se basa en este mecanismo de estímulo- respuesta. Ante un mensaje, el receptor expresa su respuesta: respondiendo a una pregunta, ejecutando una acción, asimilando una idea, o contestando recíprocamente con una pregunta ante el mensaje del emisor. La conversación entre dos personas se produce a causa del mecanismo estímulo- respuesta, ya que la respuesta del receptor suele ser estímulo para que el emisor siga comunicándose y se establezca un proceso comunicativo continuado.
  
 2. Comprensión y acto de escuchar en las comunicaciones orales

En la comunicación oral el sujeto emisor expresa una idea por medio del lenguaje hablado y el sujeto receptor ha de captarla y comprenderla. Analizar la comprensión de una comunicación oral, implica investigar en el comportamiento del sujeto receptor. Debe dar la respuesta adecuada al estímulo que provoca el mensaje. Normalmente no prestamos atención al mecanismo del acto comunicativo porque es una realidad continua y permanente en nuestra vida de relación. La comunicación es el medio que transporta las ideas que se quieren transmitir o recibir.
El objetivo que pretende el sujeto receptor al escuchar una comunicación es entender al máximo el significado de lo que quiere expresar en su mensaje. Las causas por las que puede dificultarse la comprensión del oyente a un mensaje oral pueden ser, entre otras:

  •  La falta de atención del oyente al mensaje
  • El poco interés que pueda tener el mensaje para el receptor.
  • Que el mensaje no esté expresado con claridad
  • Que el sujeto emisor provoque rechazo en el receptor
  • Que el mensaje no esté al alcance de comprensión del oyente
  • Que el mensaje contenga un vocabulario demasiado tecnificado
  • Que el ambiente no sea propicio para la comunicación
  • Que haya circunstancias externas o internas al receptor que dificulten la comunicación.

 3. La atención en el proceso de la comunicación

La responsabilidad del proceso de la comunicación incumbe tanto al emisor como al receptor. El emisor debe cuidar que su mensaje sea claro y en conjunto debe cuidar de todos los detalles o elementos de su intervención para que el mensaje llegue al receptor. La comunicación se establece cuando el emisor se hace escuchar por el receptor.
El receptor es, en principio, libre de escuchar o de no hacerlo, por tanto es responsabilidad del oyente prestar atención al mensaje. El hablante debe procurar captar el interés del oyente, pero éste debe estar bien predispuesto a atender al mensaje. La motivación facilita el proceso de la comunicación. Al oyente le puede motivar para prestar atención:

  •  La persona hablante, ya sea porque el oyente sabe que lo que suele decir es importante o porque es atractivo y agradable.
  • El mensaje. El oyente sabe que va a ser útil e importante lo que va a escuchar
  • El interés del contenido. El algo que le interesa, le atrae o le preocupa al oyente


  4. Sintetizar las ideas de una comunicación oral

Un telegrama es la forma de sintetizar en unas pocas frases el contenido de un mensaje que, si no interesa transmitirlo tan rápido, se escribiría una carta en la que las ideas se expresaran más ampliamente. En el telegrama se sintetizan las ideas en frases cortas. Después de haber oído noticias en la radio o un capítulo de una novela, si se pregunta al oyente de qué ha tratado, en pocas frases podrá resumir las noticias más importantes y en cuatro ideas resumirá la novela. Sintetizar las ideas fundamentales consiste en escoger y abstraer lo sustancial de todo un proceso comunicativo.
  

5. Niveles del lenguaje

Los individuos no manifiestan de igual forma la lengua, cada uno utiliza los vocablos que en su medio social son habituales. Cada grupo social impone un uso concreto de la lengua de forma que un individuo al utilizar la lengua deja entrever el estrato social, profesional o cultural al que pertenece.
La lengua puede recibir desde un uso coloquial familiar hasta llegar a un nivel elegante o culto que sobrepase el uso cotidiano de la lengua. Hay también niveles especializados y específicos de grupos profesionales o sociales que tienen sus expresiones y sus vocablos propios como son los lenguajes técnicos, profesionales y científicos.

Podemos establecer el siguiente esquema de los niveles del lenguaje:

a) Lenguaje natural con vocabulario sencillo
  •  Nivel popular
  •  Nivel familiar
  • Nivel coloquial
b) Lenguaje especializado con vocabulario más elaborado
  • Lenguajes específicos
  • Lenguaje científico
  • Lenguaje culto

 c) Lenguaje natural con vocabulario sencillo

  • Nivel popular. Corresponde a las palabras de uso elemental utilizadas por las personas.
  • Nivel familiar. Depende del nivel social de los adultos de la familia que impone el estilo al grupo familiar. Se caracteriza por las expresiones y las frases que dentro de la familia tienen significado especial y concreto.
  • Nivel coloquial. Por medio de él, coincide el mayor número de hablantes en las relaciones cotidianas. Puede acercarse a veces al lenguaje culto, pero depende de factores: características de la sociedad y posibilidades del hablante de expresarse con ese vocabulario. Se caracteriza por la riqueza y variedad de palabras, frases, expresiones y muletillas.

 d) Lenguaje especializado
Tiene un vocabulario más elevado y se usa sólo en circunstancias concretas. Pertenecen a la reserva de riqueza léxica de un momento determinado. Los medios de comunicación han generalizado este vocabulario. Se puede dividir en

  • Lenguaje específico. Corresponden a vocabularios especializados que pertenecen a campos específicos de la actividad humana. Ejemplo: en las cartas, ambiente taurino, publicidad, fútbol.
  • Lenguaje científico. Es utilizado por cada ciencia o profesión que tiene su propia terminología técnica y específica para designar los utensilios, objetos, procesos y operaciones que normalmente no están en uso de profanos, pero que poco a poco se ponen en uso común: proa, babor, encuadre, gran angular, fotolito, rotativa, litografía.
  • Leguaje culto. Es bien cuidado tanto en la realización fonética como en la morfosintaxis. Debe ser lo más perfecto posible y cuidar la pureza de la lengua utilizando palabras adecuadas, tanto al no aferrarse a palabras anticuadas y en desuso, como al no introducir innecesariamente vocablos de otras lenguas.

En el nivel culto debe cuidarse la construcción de la frase. En español se expresan las ideas en este orden: sujeto, verbo y complementos. No obstante, en la expresión oral se permiten pausas y gesticulaciones, y puede alterarse el orden para intensificar o destacar algún aspecto de lo que se está expresando.

6 Expresarse correctamente

Toda persona sabe la importancia de la buena expresión en la vida social y profesional. Se produce mejor impresión si la expresión se realiza con soltura y se exteriorizan correctamente las ideas que se tiene en mente. Las ideas no se expresan con facilidad si no hay hábito y práctica de expresión correcta. No se nace con la capacidad de expresarse bien, sino que es el resultado de un aprendizaje y esfuerzo. Expresarse bien es el resultado de pensar ordenadamente.
La expresión oral es la exteriorización de los pensamientos, por tanto los defectos en la expresión oral denota que las ideas están confusas en la mente o que el razonamiento mental está desorganizado. El aprendizaje de los aspectos teóricos de la lengua tiene la facilidad de ejercitar la mente en la práctica oral y escrita de la lengua que se utiliza con corrección. El estudio de la lengua conduce a comprender lo que se oye y lo que se lee, juzgarlo con criterio claro y seguro y finalmente expresarse con exactitud y precisión.

Tomado del libro Técnicas de Redacción e Investigación Documental de Liduvina Carrera, Mireya Vásquez y María Elena Díaz.  http://liduvinacarrera.blogspot.com/p/publicaciones.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si deseas dejar algún comentario para enriquecer estas líneas, gracias¡