Buscar

Cargando...

lunes, 13 de septiembre de 2010

RESUMEN

Para completar el éxito de los estudios, se puede tomar en cuenta la elaboración de resúmenes; para ello, primero se debe leer el texto (mediante prelectura y lectura comprensiva), se trata de comprenderlo a la perfección, subrayando y organizando esquemas con las ideas más destacadas de su contenido. Una vez realizadas estas acciones previas, se redacta un breve material que recoja las ideas principales del texto y que utilice un vocabulario propio o paráfrasis. En todo caso, no se debe olvidar que si, al resumen se incorporan comentarios personales o explicaciones que no corresponden al texto, se trata de un resumen comentado.

Etimológicamente “resumir” procede del latín resúmere: “volver a empezar”, “tomar de nuevo”; los elementos que integran su formación son: la partícula intensiva re: “de nuevo” y súmere: “tomar”; en consecuencia, resumir es retomar, pero también seleccionar y elegir; por lo tanto, el criterio de relevancia es decisivo en la actividad de resumir. El hecho consiste en retomar y elegir algo, poniendo de relieve algunos aspectos; es obvio que este paso obliga a un procedimiento de reducción. En otro orden de ideas, se puede decir que lo resumido tiene un carácter de condensación, es decir, no se trata de reproducir lo mismo o de crear un texto más extenso; ya que el efecto de contracción es lo más característico del resumen, que consiste en la redacción de un texto nuevo a partir de otro, donde se exponen las ideas principales o más importantes del texto original, de manera abreviada. Generalmente, tiene el formato típico de cualquier texto, con párrafos y oraciones gramaticalmente completas, y puede tener una longitud variada; sin embargo, se debe observar que el resumen no es sólo la simple reducción informativa del original, sino un texto nuevo que intenta adaptarse a las características de un contexto comunicativo diferente. Al hacer un resumen, es preciso plantearse lo siguiente: con qué finalidad se realiza, quién será su destinatario, qué espera el destinatario del resumen, o en qué medio laboral o académico se desarrolla la actividad de resumir el texto en cuestión.

Al resumir, se extraen las ideas importantes de un texto; se escribe lo subrayado y se añaden las palabras que falten para que el texto escrito tenga sentido. Es una técnica muy utilizada por los estudiantes, que compendian el contenido del texto que están estudiando, en hoja aparte. Para resumir, se debe anotar sólo lo fundamental; por eso, se aconseja leer primero un párrafo completo y luego considerar si algún pasaje del mismo merece ser trascripto en el resumen. Un buen resumen requiere un correcto uso de los conectores para que las ideas estén bien relacionadas entre sí; de lo contrario, sólo se tendría un conjunto de frases textuales valiosas pero se perdería el eje argumentativo. Además, para que el resumen sea verdaderamente separado del original, debe incluir todos los datos del libro necesarios para citarlo (autor, título, ciudad, editorial, año).

La principal contraindicación del resumen es el tiempo requerido para realizarlo, muy superior al del subrayado. A ello se suma, en algunos casos, la poca claridad de la letra, cuando no se tiene una buena caligrafía o se escribe de modo apresurado. Es muy recomendable que, en lo posible, se haga el resumen en la computadora, ello permitirá, en un futuro, agregar palabras; borrar; buscar con rapidez un texto, a partir de una palabra o frase; y copiar y pegar pasajes textuales en los trabajos monográficos (de ahí la importancia de contar con los datos del libro).

a) Tipos de resumen

1. El resumen informativo: sintetiza el contenido del texto original, el mensaje de la comunicación, y es muy útil para dar una idea rápida y general del original.

2. El resumen descriptivo explica la estructura del escrito, así como las partes fundamentales, las fuentes o el estilo, y es muy útil en el caso de originales extensos o complejos porque ayudan al lector a comprender la organización del texto y localizar, en él, los datos que le puedan interesar.

3. El abstract es una variante del resumen generalmente de tipo descriptivo, que encabeza los artículos científicos; habitualmente se incluye en el propio artículo, después del título y en la primera página, y su función es informar sobre el contenido del texto, a fin de que los posibles lectores se puedan hacer una idea general en poco tiempo y decidir si les interesa leer el documento íntegro. Formalmente, es un resumen básicamente informativo que sintetiza las aportaciones más destacadas del artículo como el tema que se propone estudiar, la metodología aplicada, y, sobre todo, los resultados obtenidos. En general, no incluye datos concretos, como cifras, porcentajes, etc., y no supera las 15 líneas de extensión. No obstante, en algunos congresos o publicaciones se dan pautas más concretas para la realización del abstract.

4. La síntesis consiste en resumir diversos textos que tratan un mismo tema o temas relacionados; esta técnica de reducción textual permite reunir los elementos esenciales de más de un texto, para obtener un resumen coherente. No se trata de producir un resumen diferente de cada texto, sino un solo resumen que sintetice y relacione los textos de partida. La práctica de la síntesis es imprescindible en los exámenes y trabajos académicos, donde se debe demostrar el conocimiento de diversas fuentes bibliográficas, la capacidad para relacionar y comparar los datos o ideas de estas diversas fuentes, y todo ello en un espacio y un tiempo limitados
b) Utilidad del resumen

La elaboración de este tipo de textos es muy útil, porque permite:

• Seleccionar y organizar las ideas o datos más importantes e interesantes del texto original (una lección, un capítulo de un libro), ya sea para estudiar, para presentar una exposición oral o para hacer un trabajo académico.
• Definir y esquematizar la información esencial de un tema, de manera que, al hacer el resumen, se puede comprobar si se ha entendido bien el contenido o si existen dificultades en algún aspecto concreto.
• Facilitar la comprensión y el aprendizaje de nuevos conocimientos, y, al mismo tiempo, la preparación de los apuntes y exámenes.
c) Como hacer un resumen


Sin lugar a dudas, resumir es una actividad compleja. La manera como se concibe el resumen tiene grandes implicaciones en su elaboración y en su enseñanza. El resumen se puede asumir como un proceso de lectura o como un proceso de escritura; pero la línea divisoria entre ambos es bastante borrosa, puesto que el resumen es un proceso recursivo de selección y condensación de ideas importantes. Para realizar un resumen, es necesario tener en cuenta unos procedimientos básicos y unas reglas pragmáticas y retóricas; además, existen unas variables de persona, texto y tarea que afectan la actividad de resumir.

Elaborar un resumen es una actividad bastante compleja. Desde luego, resulta una opinión contraria a una idea que se ha generalizado de lo que significa resumir: una labor tan sencilla, común y carente de exigencia que para llevarla a cabo sólo se requiere de intuición. Quizás las únicas instrucciones que reciben los estudiantes, para realizarla, son :

1. “Expresar con sus propias palabras el contenido del texto leído”. Como se ve, las instrucciones se refieren a la recuperación libre del recuerdo del texto leído y supone que resumir sólo implica un cambio de registro (“con sus propias palabras”).
2. “Reducir la información del texto original, a determinado número de páginas, siendo fieles a su contenido”. Esta instrucción se fundamenta en la definición “un resumen es decir lo principal sin alterar el contenido”. En este caso, resumir es saber jerarquizar unas ideas y, al mismo tiempo, ser respetuosos de un material original (aunque se sabe que éstas no son tareas fáciles).
3. “Manifestar qué llamó la atención en la lectura anterior”. Si bien, esta instrucción parte del reconocimiento de que existen diferencias en la recepción y, por consiguiente, en la síntesis que se pueda producir, sólo induce a una recuperación fragmentaria del texto, ya que no procura que los estudiantes se fundamenten en las ideas y la organización general del texto.
En definitiva, desde la escuela, la gran mayoría de los profesores, no sólo de español, ha pedido hacer resúmenes de los más variados textos, como si se tratara de una actividad espontánea y natural. Sin lugar a dudas, resumir es una actividad compleja; porque, la manera como se concibe tiene grandes implicaciones en su elaboración y en su enseñanza. Por otra parte, no se debe obviar que se puede asumir el resumen como un proceso de lectura o como un proceso de escritura, ya que la línea divisoria entre ambos es bastante borrosa, puesto que el resumen es un proceso recursivo de selección y condensación de ideas importantes. En consecuencia, hacer un resumen implica transformar un texto base en otro que reproduzca el cuerpo de ideas principales del primero, en forma global y breve, y deje de lado las ideas accesorias. Para eliminar oraciones o párrafos del texto base, hay que analizar lo que pueda ser suprimido; para ello, se deben reconocer las ideas principales y las secundarias, subordinadas a aquéllas; por eso, para hacer un resumen, en primer lugar hay que realizar algunas operaciones sobre el texto base; en definitiva, la elaboración de un resumen conlleva un proceso que contempla los siguientes pasos:

1. Análisis del contexto. Conviene analizar las características del texto original, determinar su destinatario, concretar los propósitos de la reducción y escoger el tipo de reducción más adecuado. Para ello, se pueden plantear estas preguntas: ¿Qué características presenta el original? ¿Para quién es el resumen? ¿Para el que lo lee? ¿Para otra persona? ¿Qué se pretende hacer con el resumen? ¿Qué se hará después con él?
2. Comprensión del original y selección de los datos. Consiste en comprender el texto original que se debe reducir y discriminar los datos relevantes de los irrelevantes, de acuerdo con la finalidad de la reducción. Se pueden hacer varias lecturas y marcar el texto: subrayarlo, identificar las partes que lo componen, etc. Se puede responder las siguientes preguntas: ¿Cuál es su mensaje o significado esencial?, se intenta reducir el sentido global del tema a una frase; en este caso, el título o alguna frase especialmente significativa del texto te pueden ayudar. ¿Cuáles son las ideas o los puntos fundamentales del texto? ¿Qué datos del original deben incluirse en la reducción, de acuerdo con el objetivo final del resumen? ¿Qué datos del original se pueden omitir en la reducción? Aquí se identifican las ideas principales y se diferencian de los ejemplos y las ideas secundarias. ¿Qué estructura tiene el texto? se procura descubrir el plan del texto, ver su articulación lógica, es decir, cómo se van relacionando las diferentes ideas de una manera lógica. Observar la disposición del texto en párrafos: con frecuencia, cada párrafo desarrolla una idea central. Es muy útil subrayar las palabras clave de cada idea esencial y señalar los conectores que puedan mostrar la articulación lógica del texto. ¿Cuál es el esquema del texto? estos primeros pasos se tendrían que reflejar en un esquema, que será el paso previo a la redacción final del resumen. ¿Cómo se estructurarán los datos en la reducción? si se observa el esquema del texto, se podrá identificar nuevas relaciones entre las ideas retenidas; esto puede sugerir nuevas formas de organizar las ideas y reflejarlas en la redacción del resumen, de manera tal que se apliquen las operaciones de reducción con eficacia.
3. Textualización. Consiste en redactar el resumen, de acuerdo con los criterios (objetivos) marcados en la fase inicial de análisis del contexto y aplicando las diversas operaciones de reducción.


d) El resumen y las otras herramientas

Como se ha observado, la elaboración de un resumen implica haber pasado por las otras técnicas de estudio como esquemas y las notas al margen; porque deviene en la clave del estudio. Con el resumen, se puede lograr un conocimiento mayor de la información recibida, porque ha habido un entrenamiento previo con las otras herramientas de estudio y es posible elaborar textos coherentes y propios con más eficacia. Por último, los puntos de más interés en la construcción de resúmenes se sintetizan en lo siguiente:

• Reconocimiento del tema y los sub temas que se desarrollan en el texto base.
• Identificación de la estructura u organización del texto base: qué partes lo componen (introducción, desarrollo y desenlace o cierre, si se trata de un texto expositivo o de una narración; hipótesis, argumentación y conclusiones, si se trata de uno argumentativo, etc.)
• Redacción de breves notas al margen de los párrafos, que señalen cuáles son los temas que se desarrollan allí.
• Subrayado de la información sustancial. Con esta operación se distingue la información más importante, que no puede faltar, de aquella cuya supresión no alteraría la unidad del texto base.
• Esquema de contenido. Este tipo de cuadro permite organizar de manera gráfica las ideas principales y secundarias, y permite visualizar las relaciones que se establecen entre ellas.
e) Las operaciones de reducción en los resúmenes

Una vez realizados los procedimientos sobre el texto base, deben utilizarse algunos recursos propios de la redacción del resumen. Para que el resumen pueda redactarse de manera coherente y correcta, y represente debidamente al texto base, se llevan a cabo las siguientes operaciones:
• Elisión: Se suprimen los contenidos y las expresiones que presenten informaciones redundantes o no absolutamente necesarias. Con la supresión, se elimina la información accidental, irrelevante o redundante; además, se deben eliminar los detalles, los ejemplos, las repeticiones y toda la información que resulte innecesaria en la construcción del nuevo texto.
• Generalización: Se realiza una abstracción de los contenidos repetidos o redundantes, con el propósito de formar un concepto general. La generalización proporciona criterios para reemplazar varios enunciados por una generalización simple, mediante una combinación o una integración.
• Fusión y reorganización: Se seleccionan contenidos importantes y algunas informaciones complementarias, para elaborar un concepto o una idea que los contenga todos. Después se reúnen los contenidos importantes.
• Condensación y reorganización: Se sintetizan varios contenidos esenciales en una sola idea. Con la construcción, se permite reemplazar una secuencia de proposiciones por una proposición simple que contiene el sentido total de la secuencia. Es preciso anotar que esta operación convierte la actividad de resumir en una tarea creativa.

f) Características del resumen

1. Fidelidad. El resumen, si bien implica transformaciones (supresión, condensación, construcción y brevedad), a pesar de todas las variables involucradas, tiene que guardar con el texto base una relación que preserve su contenido genuino esencial.
2. Objetividad. Se deben evitar las intromisiones de la crítica o de la apreciación personal del texto base en los resúmenes, sin perder de vista la creatividad.
3. Unidad y coherencia. El resumen es un nuevo texto que incluye el esquema del primer texto o texto base; por lo tanto, un resumen reúne todas las condiciones propias de la textualidad; entre otras: es un texto completo que contiene todas las ideas básicas necesarias, y las presenta interrelacionadas por medio de los diversos mecanismos de cohesión y de los signos de puntuación.
4. Brevedad. Los procedimientos de selección de ideas importantes y condensación conllevan a una reducción de la información, a una síntesis; entonces, es lógico que el resumen sea de menor extensión que el texto base.
5. Creatividad y originalidad. Resumir es un proceso recursivo que no sólo implica identificar las ideas importantes y disponerlas en orden, sino que también exige una cuidadosa labor de condensación de esas ideas y la construcción de un texto coherente. Para condensar y construir textos, resulta indispensable la creatividad; de esta forma, la originalidad hace que el resumen no sea una simple copia; al contrario, será un procesamiento activo del texto base.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si deseas dejar algún comentario para enriquecer estas líneas, gracias¡