Buscar

Cargando...

viernes, 15 de marzo de 2013

PLEONASMO


 

Las Figuras Retóricas son palabras o alteraciones de la sintaxis que se utilizan para dar mayor énfasis a una idea o sentimiento. El mecanismo de estos recursos consiste en la desviación consciente con respecto al sentido literal o el orden habitual de las palabras; sobre la base de esta información, se presenta el Pleonasmo, Figura Retórica de construcción que consiste en utilizar palabras innecesarias, sin añadir nada nuevo al discurso transmitido. En este sentido, se puede añadir que el uso de los pleonasmos también sirve para enfatizar el sentido de la oración, es decir, para darle más fuerza y dejar muy claro lo que se quiere transmitir. Por ejemplo: “sal para fuera”, “empezar por el principio o “cállate la boca”;  en esta última frase, no es necesario decir “boca” ya que el verbo “callar” se refiere a guardar silencio, a no hablar, y es la boca emite los sonidos que integran la voz.
 
En otras palabras, su uso le da más fuerza a la oración y deja más claro lo que se desea  transmitir; esta figura retórica añade palabras que no son necesarias en una frase, pues su significado ya está explícita o implícitamente incluido en ella. Sin embargo, se debe acotar que no es un fenómeno necesariamente incorrecto, ya que puede servir para dar fuerza a la expresión. En algunos ejemplos puede añadir gracia o expresividad a la frase; pero, otras veces constituye verdadera redundancia, y, en ocasiones, aunque podría tacharse de tal, es una manera de dar una terminación a la frase que, de otro modo, quedaría como incompleta.
 
 


Ejemplos de Pleonasmo: 

1.    Salir afuera

2.    Entrar adentro

3.    Bajar abajo

4.    Verla con mis propios ojos

5.    Temprano madrugó la madrugada

6.    Aplaude con las manos

7.    Barriendo con la escoba

8.    Claramente obvio

9.    Calzar el zapato

10. Cuchillo para cortar

11. Descargar la carga

12. Dentífrico para dientes

13. Lentes para ver

14. Regalo gratis

15. Repetir de nuevo

16. Repetir otra vez

17. Regla para medir

18. Réplica exacta

19. Supuesto hipotético

20. Silla para sentarse

21. Se acaba de acabar

22. Sombrero para la cabeza

23. Testigo presencial

24. Volver a repetir

25. Ven aquí.

26. Volar por el aire
 
NOTA
Con respecto al Pleonasmo en la repetición de complementos, se debe tener en cuenta lo siguiente:
·        Cuando la  repetición se realiza en el complemento indirecto, resulta un pronombre enfático y le da mayor fuerza a la frase; por ejemplo: “Te lo han dicho a ti”; se puede observar cómo se repite el complemento indirecto: “te”  y “a ti”.
·        En otro tipo de construcciones pleonásticas del complemento indirecto, se observa un error muy común por la falta de concordancia. Por ejemplo en la frase: “Le di a los asistentes el recado”; debería corregirse y colocar el complemento enfático en plural, igual que el complemento indirecto al cual se refiere: “Les di a los asistentes el recado”. Recuérdese que el complemento directo es “lo dado: los libros” y el indirecto “a quien se lo doy”, “a todos…les (a ellos)”; por eso hay que respetar la concordancia en plural.
·        Cuando el Pleonasmo se da en el complemento directo (por cierto, muy frecuente en noticieros) surge un error que debe ser corregido. Por ejemplo: “La noticia la dio el Ministro”. Si se analiza la oración, es posible observar cuál es el error y cómo se corrige. Al preguntar al verbo “¿Quién realiza la acción de dar? La respuesta es el sujeto “Ministro”; para llegar al complemento directo, la interrogante es “¿Qué dio?” y la respuesta es “la noticia”. En definitiva, si se busca la razón del uso del pronombre redundante “la” con que comienza la frase, sería un complemento directo también y mal empleado. Si se construye la frase en orden lógico, mejora la redacción y el sentido. La expresión quedaría mejor de la siguiente manera: “El Ministro dio la noticia”. En otro ejemplo, se puede ver lo siguiente: en vez de decir “La vida la tengo bien complicada”; no se debe comenzar por el complemento directo “la”, sino por el sujeto o el verbo y ordenar lógicamente: “Tengo la vida bien complicada”. El orden lógico es el siguiente: Sujeto, Verbo, Complemento Directo, Complemento Indirecto y Complemento Circunstancial; aunque en el discurso oral, suele comenzarse con el de mayor énfasis. Lo importante es cuidar la escritura, porque “lo escrito, escrito queda”.
·        También se consideraría redundante el reflexivo “auto” en construcciones con los pronombres me, te, se, nos, os, o con adjetivos posesivos. “Yo escribo mi autobiografía”, en vez de “Yo escribo mi biografía”. Otros errores se presentan en frases como “Se autosuicidó” o “Me autoconsuelo”.


  
FUENTE 
Carrera, L. (2010. Noviembre, 20). Los pronombres. Bosquejos (Blog en Línea). Disponible: http://liduvina-carrera.blogspot.com/2010/11/los-pronombres.html (En este blog).
Listado de Figuras Retóricas (s.f.). Retóricas.com. (Blog en Línea). Disponible: http://www.retoricas.com/2009/06/principales-figuras-retoricas.html (Consulta: 14/03/13).
Pleonasmo. (s.f.). Wikilengua en español. (En línea). Disponible: http://www.wikilengua.org/index.php/Pleonasmo.  (Consulta: 14/03/13).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si deseas dejar algún comentario para enriquecer estas líneas, gracias¡